Cuando una lámpara se destapa…

 

“Cuando una lámpara tapada tanto tiempo, se destapa aunque solo sea ligeramente por una de sus esquinas, puedes esperar cualquier cosa inesperada, sorprendente o hasta inexplicable, porque la luz que mucho tiempo ha estado oculta en la penumbra, sale si cabe, con mas fuerza y magia que todas aquellas que han discurrido libremente y a placer por cualquiera de las diversas estancias de esta azarosa existencia. Y dicen que su fulgor puede llegar a atravesar al mas obtuso de los objetos de la sala donde se encuentra”…

 

Así resonaban en mi cabeza estas palabras que un día me dijera mi padre, durante todos estos meses en los que mi ocupación principal fue leer y descifrar un libro que el destino de los días puso en mi mano. Y ya que, he de asumirlo, hacía tiempo que no experimentaba semejante nivel de sorpresa, tras pasar por la mía, hoy os lo pongo yo en la vuestra.

Se trata de un librito ínfimo, apenas un centenar de páginas, aunque solo en apariencia, en el que he colaborado directamente en la labor de edición y posterior publicación. Su título es “El Libro Mudo de Salomón” de mi buen amigo Galil Benshaul, publicado por la editorial Círculo Rojo a principios de este mes de octubre. Seis meses de intensa actividad y prolongadas ausencias. Aunque valió la pena, al menos para mi. Yo diría que se trata de uno de esos pocos libros raros y mágicos que extrañamente surgen cuando menos te lo esperas, escondidos y confundidos entre una multitud agolpada de otros ejemplares que pululan en estos atribulados días de escepticismo mediocre. Pues muchos de vosotros sabéis que octubre es el mes literario por excelencia. En este mes se hacen públicos importantes premios literarios como el Premio Planeta o el Premio Nacional de Narrativa, y las novedades editoriales llenan gran cantidad de los espacios publicitarios de estos días, así como los escaparates de las escasas librerías clásicas que aún milagrosamente sobreviven en nuestras ciudades. Numerosos libros se apilan en ellas esperando pacientemente a su futuro propietario. Y así, entre estas “columnas de Hércules” de papel, reposa también discretamente, este libro.

De hecho, su discreción es tal, que se ha publicado sin expectativas de ser éxito de ventas, lo cual ya es raro en este negocio. Y tras su lectura y análisis, confieso que no he podido evitar que me recuerde enormemente a otro “libro Mudo” igualmente excepcional y enigmático:  “El Libro Mudo de la Alquimia” o Mutus Liber, que fue un texto publicado en Francia en la segunda mitad del siglo XVII (1677) por el editor Pedro Savouret y firmado por un misterioso “Altus”. Durante mucho tiempo, considerado acróstico de Jacob Saulat, Señor de Marez. Aunque en la actualidad, su autoría, por largo tiempo desconocida y especulada, se ha establecido definitivamente y sabemos que en realidad, su autor fue Isaac Baulot, un boticario y estudioso en medicina de La Rochelle, nacido en la misma provincia en 1612. Al igual que éste, el libro que os comento consta de 13 capítulos. El Mutus comienza con un grabado de la Escalera de Jacob, y éste finaliza con una frase que hace referencia a la misma Escalera. El primero es considerado un aporte determinante en el desarrollo de la misteriosa ciencia Alquímica y éste, podría convertirse igualmente en un importante punto de inflexión sobre la también enigmática, ciencia de la Cábala. ¿Una extraña coincidencia?. Quien sabe, aunque al menos para mi, no existen las “casualidades”, y tengo la ligera sospecha de que tampoco es este el caso.

Porque han sido meses en los que he comprobado en persona lo apasionante que puede llegar a ser, cuando aquella frase de “la realidad supera a menudo a la ficción” se cumple con creces.

Yo diría que es el “libro de investigación” mas simple que he leído en mi vida, y sin embargo llega a unos resultados que inexplicablemente nadie había descrito antes y hasta la fecha. En suma, trata sobre el descifrado del significado o mensaje oculto en un objeto arqueológico con un enorme componente “mágico”, si es que aún queda alguno de éstos en nuestros días. Un objeto que ha sido capaz de perdurar a lo largo de estos siglos y proviene de los oscuros principios de la humanidad. Y cuya trayectoria ha discurrido por la historia sufriendo una serie de avatares tan rocambolescos como dignos de la mejor de las películas de Indiana Jones o Lara Croft. En ella han participado personajes históricos que van desde reyes, papas, médicos judíos, aristócratas o el mismísimo Hitler, junto a otras completamente anónimas pero igualmente reales. Para liarla mas todavía, también participan hermandades o cofradías, tan conocidas unas (como los “Caballeros Templarios” por ejemplo) como otras que no lo son tanto. Siendo algunas tan recientes, que incluso pueden visitarse alguno de los espacios o criptas que construyeron durante sus conjuras. Cumpliendo así, con todas las condiciones necesarias para que semejante objeto acabe tomando finalmente, la forma del mito en la que se ha convertido.


Si no has adivinado ya el objeto al que me estoy refiriendo, te aclaro que se trata de la tan afamada y buscada por esos locos buscadores de Griales y Atlántidas, conocida como Espejo o Mesa del Templo de Salomón. Justo aquella que describiera con detalle el “Umberto Eco español”, el escritor Juan Eslava Galán en su libro “El Enigma de la Mesa de Salomón”. Una mesa de madera y oro que formaba parte del ajuar del mencionado templo, y que a lo largo de los siglos pasó de ser una simple mesa, a ser considerada, comparada o confundida con la mismísima “Mesa Esmeralda” del conocido Hermes Trismegisto, padre de las doctrinas herméticas y alquímicas. Mesa que tras el saqueo del Templo por los romanos, se trasladó a Roma, y de esta ciudad, pasó a manos de los godos. Los mismos que ocuparon España unos cuantos siglos atrás…

Como sabemos, el reino godo fue conquistado por los árabes junto con sus tesoros y aquí se perdió su rastro… o no. Porque a algún sitio tuvo que ir a parar, ¿verdad?. Como así fue, dando con su rastro investigadores y arqueólogos en los recientes años 80. Y de esta manera, el mito tomó definitivamente cuerpo al saberse la ciudad donde estuvo custodiado el conocimiento de este objeto en todo este tiempo. Ciudad cuyo curioso apodo con el que se solía conocer era el de “la capital del Santo Reino” y que por si aún no lo sabes, se trata de la ciudad de Jaén, situada en el sur de España.

Ahora, siendo un objeto real como pretende ser en sus reproducciones, es completamente accesible a cualquiera. Y en esta provincia, se pueden encontrar copias de la misma en diversos lugares públicos como plazas, calles o incluso restaurantes.

   

Como habréis podido comprobar, el tema engancha sobremanera. Mas aún cuando el mencionado libro aporta el “elemento sapiencial” que le faltaba.

Para el que logre dar con él, he de confesar que se trata de un pequeño librito de estudio, en el que se exponen los datos “a medio masticar”, por lo que no es apto para vagos. Mas bien, es recomendable leerlo con papel, lápiz y una buena biblioteca como Internet. De esta manera se extrae todo su potencial oculto y las 100 páginas acaban engrosándose en otras tantas no escritas, con lo que al final genera tal cantidad de apuntes, que uno no sabe cuanto de grande puede llegar a ser en realidad. Como he dicho, todo un ejercicio mágico. Una amiga mía (muchas gracias C.) que lo leyó, por ejemplo, llegó a llenar gran parte del suelo de su habitación con sus propios apuntes, ahí es nada…

image013-e1540486647524.jpg

Visto lo dicho, que dentro del maremagun de libros que en estos días de octubre pueblan las librerías, haya uno, pequeñito pero insolente, que nos invite a trascender místicamente al margen de las corrientes imperantes cargadas de efímeras vanidades y en una sociedad donde, muy posiblemente, la trascendencia como único elemento de la consciencia humana que nos distingue del resto de componentes del reino animal, se encuentra tan menospreciada, es digno de resaltar. Mas aún si pensamos que al exponernos conceptos tan antiguos y hacernos cómplices de los mismos, pero con la perspectiva intelectual de nuestro siglo, este libro conecta sensibilidades y experiencias similares entre personas tan distantes en el tiempo y espacio como son aquellas que le dieron cuerpo en su día y éstas, que lo interpretaron.

Debe ser por esto que, cuando elementos ocultos de la historia se destapan e iluminan cosas que han permanecido en la oscuridad tantos siglos, y te hacen partícipe de ello, el placer es doble. Y la “conjura de los necios”, tiembla…

Aquí os dejo el correspondiente enlace para los interesados. A disfrutarlo calentitos en estas tardes de otoño.

https://libros.cc/El-Libro-Mudo-de-Salomon.htm

Peter.

 

“Trabajamos en la oscuridad, al servicio de la Luz”…
(Film “Assassin’s Creed”).

Anuncios

Arribando puerto…

 

Bueno pues después de una larga travesía que me ha mantenido lejos de este puerto, mi pluma puede por fin reposar su tinta en este rincón en el que compartimos al calor de una estufa las historias que ha diario nos surgen por esos tempestuosos mares de la vida. Zozobras, olas gigantes o remansos de calma que nos han tostado la piel y marcado con nuevos surcos nuestro atribulado rostro.

Todo comenzó hace un año, cuando a una persona muy importante para mi, le diagnosticaron un cáncer. No hay palabras mas ciertas que los hechos. Y tras esta noticia, consideré que era el momento oportuno para hacer “el petate” y emprender un nuevo viaje. Este viaje, sin saber donde terminaría, lo emprendí por ella y para ella…

Su elegancia matinal.

El sol ha estado bajo durante días
Una bonita flor en un florero
Una zapatilla al lado de la chimenea
Un violonchelo en su caja

Pronto esta bajo las escaleras
Lleva su elegancia matinal
El sonido del agua la hace soñar
Despertada por una nube de vapor
Vierte un sueño en una taza
Que endulza con una cucharada de azúcar
Y ella lucha por la vida

Cuando se pone el abrigo
Y lucha por su vida en el tren
Mira a la lluvia
Caer

Y lucha por la vida
Cuando entra en una tienda
Con un pensamiento que ha tenido
Por una amenaza
Paga su pan
Y se va…
Nadie lo sabe

El sol ha estado bajo durante días
Toca una melodía de invierno
El rayo la hace pensar
Oye un ruido tras la puerta
Tal vez una paloma con una carta
Tal vez un desconocido a quien podría amar

Y lucha por la vida
Cuando se pone el abrigo
Y lucha por su vida en el tren
Mira a la lluvia
Caer

Y lucha por la vida
Cuando entra en una tienda
Con un pensamiento que ha tenido
Por una amenaza
Paga su pan
Y se va…

Y lucha por la vida
Cuando se pone el abrigo
Y lucha por su vida en el tren
Mira a la lluvia
Caer

Y lucha por la vida
Cuando entra en una tienda
Con un pensamiento que ha tenido
Por una amenaza
Paga su pan
Y se va…
Nadie lo sabe.

“Her morning elegance”. (Oren Lavie)

No voy a relatar los detalles de todo un recorrido que ya muchos conocen, pero si puedo decir que salimos victoriosos y que el viaje continua.

A disfrutar el día!! Eso si, con música mejor…

Peter.

 

 

Amar, ¿para que?… (1ª parte)

tumblr_ngx6if2Oc71r630xzo1_500

 

“Las noches que contienen sueños, son noches que duran días”…

Hace unos días tuve un encuentro con una buena amiga. Una buena conversación, al calor de una estufa y de una cena griega, a veces, puede dar tanto de sí como un buen libro. Un libro de pocas paginas, tan intenso como un poema, tan certero como un pensamiento lúcido…

Y así me ocurrió la otra noche. Una noche que despedía un invierno para dar la bienvenida a una primavera que, tímidamente asoma sus aromas. Una conversación en la que como otras veces, no necesité hablar de mi, aunque mis palabras hiciesen una sincera declaración de como soy, como pienso, como siento y como actúo.

En ella, principalmente hablamos sobre una palabra, o mas bien sobre todo el mundo que ésta describe, con sus intrigas y dudas. Como si de un libro se tratase, intentamos desmenuzar y traducir sus páginas, desde la ignorancia de aquellos que saben lo difícil que es alcanzar la certeza absoluta… Esta palabra estrella, que sobrevoló alrededor de aquella cena era FILOFOBIA.

Se conoce por filofobia al miedo a enamorarse y a todo un grupo de comportamientos y actitudes derivados del mismo provocados por este miedo. En suma, lo que se intenta evitar es el sufrimiento derivado del hecho de amar a una persona. Sufrimiento que no compensa el lado agradable y positivo del amor. El caso es que es una fobia que está aumentando su presencia de manera notable en nuestra sociedad haciendo que cada vez sea mas frecuente encontrar personas que viven solas y a dado lugar a un termino característico. Estas personas engloban lo que se conoce por la palabra “single”.

Curioso que me pregunten cual era mi opinión al respecto cuando yo en cierto modo, vivo solo. Aunque he de confesaros que jamás me consideré un single en sentido estricto, ya que ni participo de sus aspiraciones, ni defiendo mi soledad a capa y espada… En realidad, me considero una persona amorosa, en el sentido de que amo y me entrego a lo que me rodea, todos los días de mi vida. Pero, gracias a dios, no era de mi sobre quien íbamos a hablar, afortunadamente…

La gran pregunta era algo así como ¿que pasa si te enamoras de una persona con filofobia?. No parece una empresa fácil, no. Principalmente, porque estas personas no están por la labor. Ya que prefieren su espacio personal a caminar por el inseguro camino de la entrega que supone compartir tu vida con otra persona. Y hay que reconocer que este camino no ofrece en ningún caso el mas mínimo atisbo de seguridad, ¿o si?. Puede que en el fondo, dependa solo y exclusivamente de las personas implicadas. Quizá seamos nosotros mismos los que estamos en posesión de esa llave capaz de abrir la puerta de aquello que llamamos “confianza”. Porque la confianza es el mejor antídoto contra todo aquello que puede hacer naufragar la travesía compartida con alguien. Los celos, los complejos, las guerras por dominar la situación no tienen cabida en una relación donde existe la confianza plena. Pero antes de usarla, reconozcamos que necesitamos una abundante dosis de algo mucho  mas crítico y áspero. La “franqueza” de reconocer que estamos en el camino que hemos elegido y por tanto, y a pesar de los pesares, el correcto, con nuestros defectos y por supuesto, con los de la persona que tenemos frente a nosotros.

El principal escollo que encuentras es la pregunta ¿hasta cuanto estás dispuesto a dar, a ceder, a renunciar? porque para recibir, todos estamos gustosamente en la fila, ¿verdad? Decía Osho que “amar es dar”, o como me dijo una vez mi querida amiga T., “vivir solo y tener todo lo que necesitas, es bueno, pero… en compañía, es mejor…”.

Peter.

 

A cup of Peter

 

Georgia…

john-mayer-2015

 

Parece que por fin el invierno de este año asoma en “mi pequeño rincón” y se conjura para darme el tiempo justo para escribir un ratito por aquí. En este caso, para hablar de aquellas canciones que nos marcan y acompañan el resto de los días como aquella “Marca de Caín” en la frente…

Pues si, hace tiempo que no ando por aquí y me apetece reencontrarme con vosotros justamente con música. Y para ello, he elegido este tema. Con la versión subtitulada, para sacarle todo el jugo que se os antoje… ¿Quien sabe?, puede que para algunos sea incluso, un primer contacto con este autor. Fue compuesta por John Mayer, recordando el momento en que decidió dejar su localidad natal y marchar a Georgia (EEUU, al norte de Florida y Atlanta su capital…) a comenzar una mas que inimaginable por aquel entonces, carrera musical. Tiempo ha pasado desde entonces. Un tiempo que también ha pasado para mi, desde aquel día que, al igual que John, decidí cambiar de ciudad, y también de vida.

Pocas cosas me traje, pero una de ellas fue esta canción.

Puede que mas de uno este ahora en ese trance decisivo. En ese giro de timón que, a veces, tenemos que dar si no queremos perecer en el intento de vivir la vida con la intensidad y la pasión que se merece… Para ellos va dedicada, en un sutil acto de justicia.

Peter playing guitar...

Ahora, a “toro pasado”, puedo reconocer que todo valió la pena. Los errores y los aciertos que me llevaron a este lado de la orilla donde estoy. No somos ilusos ¿verdad?, y sabemos que el acto de vivir entraña riesgos, y tantas victorias como derrotas, pero hoy, justo hoy, puedo levantar las banderas de la victoria. Y sinceramente, mañana no lo se, ni me importa.

Pensadlo bien. Podemos darnos tantas piñas como nos hayan antojado nuestros errores, y levantarnos tantas otras, las que haga falta para seguir en nuestro camino. Hay cicatrices que pueden dejar rasgos tan bellos

Me gusta andar en la cuerda floja y jugármela, esa es la verdad… ¿A vosotros no? Pues vamos allá. ¿Dirección?:

GEORGIA“!!!…

A disfrutarla y mucha suerte, caminantes!!

Peter.

Cuando vuelas…

y_1b0e6b89

 

Escalofríos repentinos me recorren
cuando surges de la nada y te muestras
como una agitación dormida
que de repente despertara.

Divertida, me coges y soplas a mi cara
levantando sirocos donde antes no había nada.
Me retas a encontrarte
mientras dibujas las sonrisas mas inesperadas.

Súbito el aire a tus pies te abraza
y me deja observarte, aún en la distancia,
en lo alto de un azul horizonte
que travieso, me alcanza.

Mírala, me haces pensar.
Es imposible atarla a la tierra
y sujetarla,
loca atrevida y desvergonzada…

Rematadamente hermosa
rabiosamente libre,
desnudas tu alma
cada vez que te alzas.

Como si nadie te viera,
se eleva tu corazón de fuego
sin saber,
como me gusta sentir
el aleteo de tus alas
cuando danzas…

 

Peter.
(“Cartas al oído de nadie”).

hqdefault