Ending this summer…

jess-3

Pues si, tristemente llegó el fin del verano, o al menos en lo que fueron mis vacaciones. Unos días que, mas que nunca, necesitaba. Si, es verdad que quedan unas semanas. De hecho para mí, Septiembre siempre tuvo mas encanto. El olor a tierra caliente mojada, o esos inolvidables chapuzones en el mar o la piscina bajo una suave lluvia… Si no lo habéis hecho aún, encarecidamente, os lo recomiendo. El caso es que el final del verano se barrunta en forma de frecuentes tormentas y días cada vez mas cortos. Y toca recoger el “chiringuito”. Todavía me queda desinflar las barquitas, colchón de agua y ponerle las fundas a las tablas de surf. La cera que tienen, se quedará donde está el resto del año porque no tengo ni fuerzas ni ganas de ponerme a quitarla…

El caso es que reconozco que esperaba con curiosidad estas vacaciones y ahora, una vez terminadas, confieso que puedo decir que las aproveché mas que bien. Atrás quedan ya, escapadas anónimas, sitios maravillosos, reencuentros entrañables y momentos de relax total. También quedan, las personas que conocí y sus sorpresas, tanto las agradables como las no tanto. Conocí personas que por sus referencias, no esperaba que me sorprendieran como así fue y otras, amargadas de la vida y en “guerra constante” con el mundo que les rodea. Lo que confirma mi opinión de que establecer “juicios previos” entraña una alta probabilidad de equivocarte. La misma historia de siempre. Las primeras se han ganado un hueco en mi corazón y permanecerán en el otoño que se aproxima. Las segundas, serán arrastradas a la nebulosa del olvido como se merecen.

Solo me falta en estos días procesar lo vivido y aprendido, darle el reposo de la distancia y esperar, para que me conceda, como si de un buen vino se tratase, una buena cosecha de enseñanzas y recuerdos…

Y hacerle sitio a un otoño que asomará tras estos días de brisas frescas de septiembre, rebeca y pantalones cortos, y las mencionadas y adorables tormentas del fin del verano. Porque viene empujando cargado de proyectos. A parte de que mis escaladas serán mucho mas agradables sin tanto calor, me han hablado muy bien de un picadero de caballos que no conocía y me he comprometido a conocerlo este otoño. Además tendré que buscar tiempo (no se donde) para mi escapada a “la city” de London para visitar a una amiga y otro poco para dar cuerpo a un nuevo proyecto literario en el que me he dejado embarcar… Por supuesto, éste no tiene en absoluto ninguna relación con nada parecido a la medicina animal… Os dejo la intriga, y ya os contaré algún día. Solo puedo deciros que es algo totalmente nuevo (Jejej!!). El “couchsurfing” con mi casa, rotundamente, tendrá que esperar, y una quedada con mis amigos “malabaristas” en Madrid, también…

Y mientras, como dulce despedida a este generoso verano, os comparto la que para mi será la canción de mi verano 2015. “Hold  my Hand” salió en marzo de este año y desde que lo escuché, me he vuelto un incondicional de Jess Glynne. Estoy convencido que esta pelirroja londinense viene para dar muuucha guerra. Por lo pronto, ha igualado el récord de Cheryl Cole, convirtiéndose en las dos únicas cantantes en colocar  cinco canciones en el número uno de las listas británicas.  Os la dejo con la letra incluida, porque hay canciones que son verdaderos poemas y ésta es una de ellas.

JessGG390

Cogeos de la mano y a disfrutar del “fin del verano”!!…

Peter.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s