Bye, bye 2014…

1669598_10204126609678594_4552099752065969073_o

Pues si, ya se nos marchó el 2014 para no volver. Y dio lo que tenía para dar. No se para vosotros, aunque siempre os deseo lo mejor. El caso es que os confieso que para mi fue la repera. Y jamás pensé, cuando lo comencé, que daría para tanto…

Comenzaré por decir que éste fue el año de mi “reencuentro”. Si, mi reencuentro conmigo mismo, con aquél Peter que siempre estuvo ahí pero que perdí de vista durante unos largos y azarosos años. Y esa sensación tan familiar al reconocerme (y que me reconocieran), me acogió durante gran parte de los días que acabamos de despedir… También fue el año de la libertad, en el que solté los últimos lastres que me quedaban de una relación  que, ahora lo se bien, suelen llamar tóxica. Aunque reconozco para mi no lo fue tanto. Quien me conoce, sabe bien que soy mas raro, salvaje y difícil de domar que un “caballo  appaloosa”… Dejé de lamer mis heridas y volví a volar.

Aprendí a defender “con uñas y dientes” mi espacio personal, y el de los demás… Y el significado de estar solo sin necesitar de nada ni de nadie, así como lo inestimable que es dar o recibir de alguien, un tiempo que no se recuperará. Redescubrí el placer de una buena conversación, de sorprendernos el amanecer sin esperarlo o el abrazo sincero de los amigos. Aquellos que a pesar de todo, nunca se fueron. Y este año, volvimos a reír y a llorar juntos, de nuevo. Y vaya si lo hicimos… También conocí a personas sorprendentes, o que al menos tuvieron en mi la capacidad de sacarle brillo a mi oxidada capacidad de sorpresa. Personas a las que les abrí mis puertas o me abrieron las suyas. Y también las hubo a las que se las cerré definitivamente o me las cerraron. Sintiendo un alivio enorme en ambos casos…Porque este año dejé de ser el mercenario de cualquier guerra y pasé a elegir mis propias batallas.

Me reconcilié con “la verdad”, despreciando para siempre “la mentira”. Y eso me permitió poder llamar a cada cosa por su nombre. Llegue a ser dueño de mis “no” y mis “si”. Y no volví a mezclar “las churras con las merinas”… Al sexo lo llamé sexo y al amor, amor. Que es casi como decir que alcancé mis mas altas cotas de escepticismo…

Exploré nuevos horizontes, cuando ya casi me olvide de mirar. Viajé menos, pero los viví con mas intensidad. Volví a pisar calles que inmediatamente recordé y me perdí con gusto, por aquellas que me vieron caminar por primera vez… Me reencontré de nuevo con la belleza, esa que un día mi padre me enseñó a reconocer, y deseé volver a Roma…

100_3997

Empecé a reconstruir mi casa, esa que habitaba en mi cabeza. Y poco a poco le di forma palpable, sin prisas, porque por fin aprendí el valor de lo efímero… Y acogí en casa a “otra apátrida” (en un estado lamentable) y la cual se acabó instalando para siempre en mi vida.

También dejé en el camino muchas cosas, estúpidas o simplemente inservibles. Un reguero de cosas que a modo de “migajas de pan” marcan un camino que no volveré a recorrer jamás…

Y volví a escribir, y a leer, simplemente para darme ese gusto… Desempolvé mi guitarra, aporreé una batería, y hasta comencé a aprender a tocar la flauta irlandesa…

100_4410

Y casi al final, cuando ya no creí que vinieran mas sorpresas, la vida se empeñó en contradecirme otra vez y agrietó un muro  que suponía infranqueable. A fuerza de latidos imposibles, el escepticismo se me tornó, sin pedirme permiso, en una maravillosa incertidumbre… demostrándome que por mucho que le preguntemos al 2015, éste no ha dicho su última palabra. Ni falta que hace.

Peter.

Anuncios

2 comentarios en “Bye, bye 2014…

  1. Qué chido Pedro!! parece haber sido un buen año, el pasado… seguramente este lo será también!! bienvenido al club de los que nos estamos re-inventando, reencontrando… y los que (como tú) el año pasado estuvimos superando la ausencia, el adiós… Veo una imagen muy simbólica de lo que puede ser tu día de hoy: una taza (una sola) sobre una linda mesita, con vista a la ciudad… es una imagen llena de luminosidad… bien por ti, disfruta esta etapa!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s